El calor de un hogar se refleja desde el mismo momento que ingresas a una casa y observar lo acogedor  que puede ser su sala o comedor e incluso sitios tan privados como las alcobas o habitaciones, se puede sentir ese ambiente de tranquilidad familiar, pero en realidad ese sitio neurálgico de casa es sin duda la cocina.

Este epicentro puede convertirlo en el lugar más adecuado centro de atracción de propios y extraños a través de algunos consejos interesantes que podrás conocer al detalle con nosotros y que de seguro te servirán de mucha ayuda para lograr ese cambio que siempre has deseado para tu cocina.

Qué debemos hacer para conseguirlo

En primer lugar debes dimensionar el espacio, una vez lo tengas claro, entonces el paso siguiente es realizar una justa distribución de los espacios, para que aproveches al máximo cada metro para lo que tienes destinado colocar allí  y te sea completa y absolutamente funcional.

Para facilitarle las cosas a los profesionales del diseño, es bueno que tengas una especie de inventario sobre los puntos de agua, electricidad y gas, a fin de que si tienes que hacer una redistribución de ellos, la misma sea lo menos traumática posible, pues una vez cambiados desde adentro y empotrados ya no se podrán cambiar.

El siguiente paso sería la selección de mobiliario, la grifería, los electrodomésticos y por supuesto tener mucha precisión al momento de hacer la elección de la iluminación artificial, y si tienes una entrada de luz natural, ésta debe tener prioridad para lograr una cocina más clara y con eso tendrás un espacio más fresco.

No olvides hacer una selección adecuada del mobiliario, sobre todo si la cocina está en conexión o integrada con otros espacios de la casa, pues debes tener en cuenta la uniformidad, para que los estilos, a pesar de ser ambientes diferentes, no choquen visualmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *