El ser humano por supuesto necesita estar bien alimentado, una dieta bien estructura, balanceada, con todos los nutrientes, puede contribuir a un desarrollo más sano, saludable y armónico, pero en el caso de los deportistas no sólo basta con comer sanamente, sino que su desgaste físico le  exige una tipo de alimentación un poco más diferente.

Es por ello que trataremos de esbozar algunos elementos que permitan darle una orientación al atleta, sobre qué comer y qué no comer cuando se practica deporte, bien sea este de carácter profesional y simplemente por recreación, pues el organismo no diferencia que tipo de práctica es sino el desgaste.

La alimentación deportiva

Antes de cualquier actividad de carácter físico,  es importante entender la necesidad de siempre contar con un especialista en la materia, en este caso un nutricionista y que el ejercicio de su profesión,  esté dedicado a la nutrición de atletas, para de ese modo evitar contratiempos en la salud y en la competencia.

Una vez aclarado el punto iniciamos diciendo que la dieta del atleta, sea este profesional o amateur, debe tener un alto contenido de  hidratos de carbono, esta es su principal fuente de energía de manera que puede faltar.

Otro elemento que puede ayudar, sobre todo en la formación del desarrollo muscular del atleta es sin duda el consumo de proteínas, particularmente aquellas que contienen alto valor biológico, de allí la necesidad de consumir huevos y carnes; en este último caso,  que sean preferiblemente magras.

Por supuesto en la dieta nutricional de todo atleta que se precie de tal, no deben faltar las verduras, las hortalizas y las frutas, su consumo es un alto proveedor de vitaminas y minerales, con los cuales el deportista puede enfrentar cualquier actividad o exigencia física.

En cuanto al mito del consumo de las grasas, estas pueden ser parte de la dieta, siempre y cuando sea de manera controlada; del mismo modo no debe abusar de aquellos alimentos denominados chatarra así como las bebidas gaseosas y alcohólicas.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *